Plan de pensiones en el sector de la construcción

PLAN DE PENSIONES SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN

Como ya anticipamos en el mes de noviembre 2023, a partir del 1 de febrero de 2024 entra en vigor la obligación de suscribir el plan de pensiones para las empresas del sector de la construcción.

Pueden consultar las características principales en el enlace de la noticia ya publicada

Reiteramos la obligación de su realización ya que la inspección de trabajo estará pendiente de su realización, cuyas líneas básicas son:

  • Primer convenio sectorial en España que recoge tal obligación
  • Se tramita a través de la pagina web que Vida Caixa ha creado a tal efecto
    • Pagina que a fecha de hoy no cuenta con esta operativa, pero que deberá estar operativa el día 1 de febrero. La empresa deberá darse de alta siguiendo los pasos que se determinen y deberán dar de alta / baja a los trabajadores beneficiarios del plan y realizar su seguimiento y actualización constante.
  • Obligatorio desde el 1 de febrero 2024 para todo trabajador que figure de alta en seguridad social ese día.
  • No es obligatorio para autónomos sin trabajadores
  • Aportaciones fijadas en el convenio colectivo, las cuales podrán ser rescatadas por los asalariados en caso de jubilación, defunción o incapacidad
  • Obligación con carácter retroactivo, por lo que las empresas tendrán que realizar las aportaciones correspondientes a los ejercicios 2022 y 2023, siempre que el asalariado siga dado de alta en el negocio a partir del 1 de febrero.
  • Las cuotas deben ser ingresadas a mes vencido antes del día 22 de cada mes
  • Se prevé la posibilidad de que la empresa como el trabajador podrán realizar aportaciones voluntarias.
  • Si el asalariado termina su relación laboral con la empresa, podrá trasladar los fondos a otro plan de pensiones.
  • Los fondos cubrirán las contingencias de jubilación, fallecimiento e incapacidad permanente, que son los motivos para el rescate
  • Las empresas podrán deducir del Impuesto de Sociedades el 10% de las contribuciones, con el límite de la retribución anual de 27.000 euros.
  • Las aportaciones cotizan a la Seguridad Social como retribución en especie.
  • Las contribuciones no están sujetas a IRPF.
  • Los trabajadores no podrán renunciar al plan a cambio de una compensación económica.
  • Las empresas deberán realizar retroactivamente las aportaciones correspondientes a 2022 y 2023, en un plazo que finaliza el 30 de abril de 2024

EXCEPCIÓN A SU REALIZACIÓN

En el siguiente cuadro vemos si estamos o no obligados a su realización, ya que la única excepción es la recogida en el artículo 28.3.a del reglamento que indica que NO Existe obligación cuando la retribución fija bruta anual de la persona trabajadora fuese superior a la fecha de entrada en vigor del plan de pensiones, a la remuneración bruta anual establecida en las tablas del convenio colectivo provincial, incluido el importe de las contribuciones a realizar. El siguiente cuadro recoge esta excepción.

Comparte:

Ir al contenido